Page 19

EA13

Envolvente Arquitectónica 19 EL COMPORTAMIENTO ESTRUCTURAL Todas las estructuras sufren dilata-ciones y contracciones, pero las subestructuras de fachadas venti-ladas las sufren especialmente. La primera razón y más obvia es que son de los elementos del edificio que mayor rango de temperaturas experimenta. La segunda es que las estructuras de aluminio dilatan más que las de acero, pues tiene mayor coeficiente de dilatación (se utiliza aluminio en lugar de acero en las subestructuras de fachadas ventila-das principalmente por su ligereza y su resistencia a la corrosión). Es por lo tanto imprescindible con-tar con estos movimientos a la hora del diseño de la estructura. De lo contrario, en el mejor de los casos se notarán discontinuidades e irre-gularidades en las juntas, y en el peor se puede producir la rotura y desprendimiento de placas. La forma de resolverlo es sencilla. Los perfiles no deben de tener una longitud excesiva, siendo adecua-do que se ajusten a la altura de las plantas del edificio. Su fijación consistirá en una ménsula que ac-tuará como un punto fijo, también llamadas ménsulas de fijación (colocada a ser posible en el canto del forjado), y el resto que actuarán como puntos deslizantes o mén-sulas de retención (colocadas en el resto del cerramiento base), que permitirán la dilatación del perfil en sentido longitudinal. Si se atornilla el perfil a la ménsula utilizando los taladros circulares de la misma se configura un punto fijo. Si se atornilla en los taladros colisos se configura un punto des-lizante. Esta configuración implica que todo el peso propio de la fran-


EA13
To see the actual publication please follow the link above